miércoles, 18 de marzo de 2015

¿Qué es la crianza con apego?

Hoy os traemos las 8 reglas de la crianza con apego según la familia Sears. Las ocho premisas que resumen como llevar a cabo este estilo de crianza con un cuidado cariñoso y respetuoso hacia las necesidades del bebe, tanto fisiológicas como emocionales.
¿Qué es la crianza con apego?
Un estilo de crianza basada en la cercanía y la atención continua. Siendo su principal premisa que las necesidades del bebé y sus deseos son una misma cosa durante los primeros meses de vida y durante sus primeros años.
Como bien dice el Dr. Sears, un bebé es mentalmente incapaz de manipular para conseguir la atención de sus padres.
Sí no cumples una de estas reglas con tu bebe, no te preocupes, esto no quiere decir que tu bebe no tenga un apego seguro.Por ejemplo, un bebé que no sea amamantado, que no viva con ambos padres o que no duerma en la misma cama que sus progenitores, no quiere decir que vaya ser un bebé que no reciba una crianza cariñosa y respetuosa. Siempre y cuando, se les ofrezca una vinculación afectiva, intensa, duradera, de carácter singular, que se desarrolle y se consolide recíprocamente. Ofreciendo de esta manera seguridad, consuelo y protección cuando él bebe le necesite y lo demande.  
  1.   Lazos afectivos desde el nacimiento
Las primeras horas y los primeros días después del parto son muy importantes tanto para la madre como para su bebé. Practicarel piel con piel con el bebé desde el mismo momento del nacimiento fomenta la creación de un vínculo temprano. En el caso de que la madre se encuentre indispuesta después del parto, el padre puede practicar el piel con piel con su bebe para suplir la ausencia de la mama. Una vez juntos, será la mama la que tendrá que recuperar el tiempo perdido y promover esta actividad siempre que sea posible.
      2.     Lactancia materna
La lactancia materna es el mejor alimento para el recién nacido. Es el más completo desde el punto de vista nutricional y, además proporciona consuelo y un contacto único entre madre e hijo. Hecho que hace que se fortaleza aún más el vínculo afectivo entre ambos. Para empezar una lactancia exitosa es muy recomendable poner al bebé al pecho nada más nacer y ofrecérselo cada vez que él bebe lo demande.  

       3.    Llevar al bebé encima

Los bebés que son llevados en brazos o en portabebés están en contacto directo con la persona que lo lleva, normalmente su papá o su mamá. De esta forma se sienten más protegidos, se estresan menos y permanecen en un estado de vigilia tranquila, lo cual les permite asimilar mejor lo que sucede en su entorno.
Además, la cercanía y el contacto continuo con el bebé permiten conocerlo mejor fortaleciendo el vínculo.

       4.    Dormir cerca del bebé

Al dormir con el bebé en la misma habitación e, incluso hacerlo en la misma cama (colecho), evitamos la angustia de separación que experimentan algunos niños durante la noche, haciendo que duerman más y descansen mejor. Esta práctica ayuda a que los niños aprendan que el sueño es un momento agradable y que no está solo.
En los casos en los que el bebé es amamantado, el colecho es además un método práctico pues tienen el pecho a su disposición en cualquier momento y la mama puede descansar mientras amamanta.

         5.    Comprender y responder de forma sensible a las necesidades emocionales del niño.

El llanto es la forma que tiene el bebé para comunicarse. Un bebe que llora no lo hace para “tomarnos el pelo” sino porque necesita algo. Cambiarle el pañal cuando esta sucio, protegerle del frío o darle de comer… no son las únicas necesidades que tiene un bebe. Ofrecerle seguridad a través de los brazos, los mimos, las caricias y el contacto es también una de sus principales necesidades. Por lo que es erróneo pensar que un bebe que se coge, se malcría.
Al comprender que el llanto es su lenguaje y confiar en la importancia que tiene esa forma de comunicación, se entienden mejor las necesidades del bebé.

         6.    Usar la disciplina positiva.

Un estilo de crianza rígida y estresada por relojes y calendarios no es una forma natural de cuidar a un bebé. Esto no quiere decir que no haya rutinas, pero no hay que olvidar que las necesidades del bebé están por encima de los horarios y de los deseos de los adultos.
Los métodos de adiestramiento provocan desconfianza en los niños y un alejamiento entre los padres y el bebé, cuando la crianza de los hijos debería estar basada principalmente en la confianza.

         7.    Mantener un equilibrio para una vida familiar estable

Encontrar un sano equilibro es importante en todos los aspectos de la vida, y por supuesto también en la crianza con los hijos. A ser padres se aprende y son los hijos quienes nos enseñan en el día a día. Es un error pensar que por priorizar las necesidades de los niños se les deja hacer lo que quieran. Una de las claves para una crianza feliz es aprender a encontrar el equilibrio entre la crianza respetuosa y la crianza caprichosa.

         8.    Participación del padre y de la madre en el cuidado del bebéde día y de noche.

Que ambos estén involucrados en el cuidado del niño, en atender sus demandas, en su educación, en los valores que se les quiere transmitir propicia un mejor entendimiento.
Además, la compenetración entre papá y mamá es clave para crear un vínculo familiar saludable. La empatía y el respecto entre los miembros de la familia, tanto entre los padres como entre los padres y los hijos, genera un ambiente de reciprocidad en el que el niño se siente seguro, a gusto, y aprende también a tratar a los demás con respecto.

Los padres que llevan a cabo esta filosofía de crianza tratan de comprender las necesidades psicológicas de sus hijos, con la finalidad de no hacerse expectativas poco realistas de la conducta infantil. La disciplina para la crianza con apego toma en cuenta la edad del niño para evitar la frustración que se produce cuando se esperan cosas más allá de la capacidad del pequeño. Disciplina significa orientar a los niños, mostrarles las consecuencias naturales de sus actos, la escucha, la modelización y descarta los medios punitivos como el cachete o el tiempo fuera.

Fuente: http://www.secondbaby.org/blog/que-es-la-crianza-con-apego

No hay comentarios:

Publicar un comentario